— Cuidar de tu entorno y a ti —

Cuidar del medio ambiente no solo consiste en no contaminar, sino en mucho más...

Madre Mía nació y ha crecido en la convicción de respetar, respetar todo su entorno las relaciones internas, los procesos, el planeta, las relaciones externas, la contaminación, la confianza en que lo haremos, el producto, la clienta, las relaciones humanas, los proveedores, el vecino de arriba, el otro lado del mundo... Creemos al 100% en el respeto y cuidado de nuestro entorno y de ti.

¿Cómo lo hacemos? En este caso os trasmitiremos un sentimiento transformado en realidad, en algo tangible, con actitudes, acciones y resultados.

Las empresas ya no deberían dividirse en departamentos, palabra absolutamente fuera de lugar para definir los diferentes sectores o espacios de trabajo de una empresa. Así organizamos Madre Mía, en espacios de trabajo interrelacionados donde las personas intentan aprender unos de otros manteniendo la seguridad en su conocimiento inicial. Esta forma de ver cómo crecer ya es una gran parte del cuidado de nuestro entorno.

A partir de este núcleo creamos confianza entre colaboradores independientes pero vinculados emocionalmente a nuestra manera de creer y pensar.

Madre Mía trabaja para cambiar el hábito de compra respecto a la indumentaria, ¿Por qué defendemos ese cambio en el hábito de compra respecto al vestir? Por la defensa de un consumo responsable y con criterio. Rechazamos la compra compulsiva y nos postulamos a favor de una compra de calidad y duradera.

Nuestros productos son de alta calidad, tanto en la materia prima como en sus acabados. No solo es importante la sensación de un buen tejido, que lo es mucho, sino también su forma, su color, su estética y belleza, sus acabados... todo ese conjunto forma una prenda, un objeto que nos hará sentir bien, felices e impactará lo menos posible en el medio. Madre Mía busca constantemente tejidos naturales para poder crear sus prendas.

Muchos de los desechos que se generan en el sector textil son altamente contaminantes y muchas veces difíciles de reutilizar. Eso es provocado por esa compra masiva de prendas de bajo coste que nos hace tener una percepción falsa de la realidad.

Trabajamos con recursos locales, nos preocupamos por obtener lo más cerca posible nuestra materia prima, para sostener la industria y el comercio cercano.

¿Por qué aplicamos tecnología en nuestros productos?, la tecnología no es el objetivo en si. A diferencia de otras estrategias, para nosotros la tecnología es solo una herramienta para conseguir un objetivo a través de nuestras prendas. Con la tecnología conseguimos "solucionar pequeños problemas" que en un determinado momento pueden ocasionar un verdadero desastre.

La tecnología que aplicamos es siempre en forma de acabados y con productos no nocivos. Respetan el cuidado de la piel, respetan los desechos, respetan su proceso de aplicación, respetan el cuidado de las personas que trabajan para dicha aplicación... Investigamos constantemente formas de servir a nuestras clientas (amigas) sin perjudicar al medio.

Nuestras clientas son lo principal para Madre Mía... Creamos prendas pensadas para su bienestar y cuidado. Cuidamos el producto, el entorno, la relación con ellas y sobre todo nos preocupa respetar su espacio; por eso no practicamos algunas de las estrategias comerciales consolidadas en el sector como pueden ser las rebajas o las temporadas. Sabemos que esto nos hace el proceso un poco más complicado, pero utilizado con mucho conocimiento de lo que representa. Queremos tener un precio equitativo todo el año independientemente del tiempo o el lugar, creamos piezas con el precio más justo por su valor.

Esperamos seguir trabajando para disfrutar y respetar el mundo que nos rodea.

MMAH, Barcelona 2012.